Como ya viene siendo tradición, cuando llega la época de sidrería, hay que ir de txooootx!

La elección este año ha sido de nuevo Sarasola. Y hay que decir que no desmerece en absoluto. Eso sí, este año elegimos mejor sitio que el pasado, ya que aunque hacía frío, nos gusta algo más de espacio 🙂

No nos dio ni tiempo a pensar en la comida. Nada más llegar y con el primer txotx, ya teníamos la comida en la mesa. Y tras cada plato, el siguiente no se hacía esperar. Efectividad al 100%, de hecho, creo que hasta cenamos demasiado rápido. Llegamos aproximadamente a las 21.10h y para las 22.30h estábamos con el postre.

Pero bueno, este fue el plan:

Para abrir boca, choricillos a la sidra y morcilla (sí, sí, morcilla). Muy muy buenos. Se echa de menos no tener todo cortado y algo de salsa para mojar, pero aun y todo, le doy un 9.

Chorizo y morcilla

Chorizo y morcilla

Para continuar, la tradicional tortilla de bacalao. Sabía muy bien y realmente sabía a tortilla de bacalao, algo que en algunos sitios no es típico. Aunque estaba muy buena, a mi me gusta algo menos hecha, pero de todas formas, no le bajo de un 8.

La tortilla de bacalao

La tortilla de bacalao

Y llegamos a la que creo que fue la peor parte de la noche (peor por decir algo, jeje), el bacalao con pimientos verdes. No soy un entusiasta de los pimientos verdes y quizás por eso no me gustara mucho. Reconocer que el bacalao estaba tierno, pero sabía sobre todo a pimiento verde. Pero de todas formas, se dejaba comer y apenas me encontré espinas. Lo vamos a dejar en un 6 (quizás bastante subjetivo, pero para gustos, colores).

Bacalao con pimientos verdes

Bacalao con pimientos verdes

Para casi rematar la faena, ¡el esperado chuletón! Qué decir… muy muy muy bueno. Carne fresca, tierna y poco hecha ¡como debe ser! Disfruté mucho con esos chuletones, pese a que me hubiese comido algún trozo más, jeje. Sin duda, un 10.

Con ustedes... los chuletones!!

Con ustedes... (lo que queda de) los chuletones!!

Por último, en lo referente a la comida, del postre me quedo con el queso que me pareció muy bueno también.

Y ya para rematar la faena, la sidra. Buena aunque en general suave. Sería imposible puntuarla ya que si hay que hacerlo de cada kupela… Eso sí, poca gente se quejó a la vista del resultado…

Sidra dejamos más bien poca...

Sidra dejamos más bien poca...

En resumen, una opción muy recomendable. Son ya dos años probando Sarasola y no ha desmerecido en absoluto, más bien todo lo contrario.

Enlaces: